¿EMPACHADO DE TANTA COMIDA?

Compartir:

Os presentamos algunas propuestas para combatir los estancamientos de alimentos que prácticamente seguro a más de uno le habrá afectado durante estos días que llevamos de fiestas ¡y los que esperan!

Primero de todo… ¿Qué es un estancamiento de alimentos?

En estas fechas en las que las comilonas se alargan durante todo el día, y en que todo está tan apetitoso que no podemos dejar nada en el plato, encontramos que en muchas ocasiones el comer demasiado deprisa y con ansia, o el hecho de comer en exceso nos deja fuera de combate durante un tiempo. La falta de apetito, la distensión abdominal y la sensación de plenitud que se alivia al vomitar, las náuseas, los vómitos, la halitosis, eructos, regurgitaciones ácidas, deposiciones acuosas e incluso el insomnio son algunas de las sintomatologías mas comunes que encontramos dentro de este cuadro, pero… ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

En primer lugar, siempre es recomendable la prevención, el intentar comer pequeñas cantidades de forma pausada, sin prisa, sin ansiedad, saboreando cada bocado y masticándolo hasta el exceso, con la intención de que toda la maquinaria digestiva tenga el mínimo trabajo posible para su procesado. Pero en ocasiones, es tan suculenta la comida que no podemos evitar el pasar por ese trago, así que aquí tenéis algunas materias usadas en Medicina Tradicional China que seguro no está de más tenerlas en el armario.

 

  • VELO DE LA MOLLEJA DE POLLO (JI NEI JIN)

Aunque no se trate de una verdura ni una fruta, no deja de ser una parte de la que podemos disponer muy a menudo en la cocina, y nos sería muy útil su uso. Siendo de naturaleza neutra y sabor dulce, tiene afinidad por los meridianos de bazo y estómago, intestino delgado y vejiga, por lo que sus acciones se centraran en la parte digestiva y en la micción. Principalmente, elimina el estancamiento de alimentos regulando el Qi de Bazo y Estomago y estimulando la digestión, por lo que es un buen aliado en casos de comidas copiosas con indigestiones que quitan el apetito, plenitud, eructos y regurgitaciones. Debido a su afinidad por el meridiano de Intestino Delgado y Vejiga, se usa para tratar enuresis, micciones frecuentes y expulsión de cálculos en trato urinario o biliar. La dosis terapéutica esta entre 1,5 y 3 gramos de polvo de la materia seca.

  • SEMILLA DE RÁBANO “CHINO” (LAI FU ZI)

No deberían faltar en nuestra pequeña despensa de remedios. Siendo de naturaleza neutra y sabor dulce y picante, tiene afinidad por los meridianos de pulmón, bazo y estómago. Su gran acción, es también la de dispersar el estancamiento de alimentos en casos de notar plenitud en el estómago, eructos mal olientes, regurgitaciones ácidas y dolor abdominal y/o diarrea. Da resultados mucho mas precisos combinada con otras materias, como con el Espino Blanco (Shan Zha>/em>) para dispersar concretamente alimentos grasos, con Massa Fermentata (Shen Qu>/em>) para estancamientos por harinas de arroz o la Malta (Mai Ya). Para las harinas de trigo. Su dosis terapéutica es de 6 a 9 gramos de semillas. Importante! Evitar su uso los primeros meses de embarazo o si tienes constitución débil. Es incompatible con el Ginseng i la Rehmania, y no se recomienda para tratamientos largos.

 

  • ESPINO ROJO (SHAN ZHA)

Esta materia esta especialmente indicada para favorecer las digestiones de grasas y de carnes (9-15g). Evitar su uso en caso de debilidad o que no exista el estancamiento de alimentos. Tiene la peculiaridad de tener diferentes funciones según su tratamiento, con lo que tenemos:

  1. SI ESTA TOSTADA: favorece la digestión de grasas y carne tostada, tratando la plenitud, la distensión, el dolor abdominal y la diarrea causados por el exceso de estas carnes.
  2. SI ESTA CARBONIZADA: Activa y elimina la estasis de Xue, tratando masas abdominales, la retención de loquios o incluso las hernias abdominales.
  3. SI ESTA CRUDA: usada para tratar el colesterol, y las alteraciones de las coronarias.
  • CEBADA (MAI YA)

Útil para dispersar los estancamientos producidos por féculas y frutas, usándose en niños con mala digestión de la leche y para mejorar la digestión por insuficiencia de bazo. Hay que evitar su uso en la lactancia. Su dosis terapéutica oscila entre los 9 y los 30 gramos. También se le atribuyen diferentes cualidades según su procesado:

  1. CRUDA: disminuye la secreción de leche en la lactancia, usándose para provocar la interrupción de la lactancia y en mastitis.
  2. TOSTADA: reblandece el Hígado y regula su Qi, tratando así el bloqueo del mismo.

 

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *