QUE ES EL RESFRIADO?

Que ocurre en la depresión?
17/02/2015
Mostrar todo

QUE ES EL RESFRIADO?

Compartir:

Ya está aquí el invierno en su pleno apogeo, el frío envuelve todo lo que nos rodea y una sensación de refugio nos invita a no salir de casa y salvaguardarnos en un lugar caliente. Y ¿quién no ha sentido la sensación de que un frío “que cala los huesos” le invade? ¿Quién no ha notado la desagradable sensación de que tras esa exposición al frío, el cuello se queda rígido, una mucosidad persistente nos persigue hasta la extenuación, la cabeza se vuelve pesada, el razonar se vuelve una tarea imposible, y unas décimas despuntan en el termómetro? Señoras y señores,¡¡he aquí el RESFRIADO!!

Para la Medicina Tradicional China, decir que nuestro cuerpo goza de salud es decir que vive en equilibrio con su entorno y con su interior. ¿Qué queremos decir con “equilibrio”? Nuestro cuerpo está continuamente en lucha con los factores patógenos que nos invaden, (frío, calor, humedad…), disponemos de un sistema de defensa a modo de barrera, que actúa de forma proporcional a la intensidad del patógeno atacante.

Si nuestro sistema defensivo está alterado o débil, por poco intenso que sea el frío que nos ataca, penetrara con facilidad en nuestro organismo causando los síntomas del resfriado.

Por el contrario, si nuestro sistema defensivo es fuerte, toleraremos mejor los diferentes grados de ataque del patógeno en cuestión, sin permitir que éste entre en el organismo. Sin embargo, si se da el caso de un frío que se muestra con mucha dureza, nuestro sistema defensivo luchará contra el patógeno, pero cederán las defensas y éste entrará en nuestro organismo.

El frío, al penetrar y como característica de su naturaleza, bloquea aquello que está en su paso, como la musculatura del cuello y hombros. Al atacar las vías altas, y penetrar por pulmón, bloquean el Qi propio del pulmón, causando la rinorrea y mucosidad líquida a nivel nasal, tos y estornudos como Qi que fluye a contracorriente.

¿QUÉ HACER CON LOS REFRIADOS?

Como ante cualquier cosa negativa que queramos evitar, lo mejor es la prevención. Podemos intentar evitar los refriados de forma bastante sencilla, como mantener la parte del cuello siempre bien tapada y protegida de las corrientes de aire, evitar exponerse al frío con el pelo húmedo, al levantarse de la cama resguardarse del cambio de temperatura cubriéndonos con alguna bata. Evitar la ingesta de alimentos fríos, como ensaladas crudas, tomates, melón, sandía, pomelo, plátanos, yogurt, bebidas frías, azúcares refinados.

Si no hemos podido seguir estas pautas para evitar el ataque del frío a nuestro organismo y ya notamos los primero síntomas del resfriado, disponemos de algunos remedios fácilmente aplicables en casa.

canela

Decocción para el resfriado:

  • Poner un cazo con 1 litro de agua a hervir.
  • Añadir una cucharada sopera de: Romero, tomillo, regaliz + 2 hojas de laurel.
    • Si tenemos mucosidad líquida y transparente: añadimos un trozo de canela en rama.
    • Si tenemos mucosidad espesa y blanca: 1 cucharada de canela en polvo.
    • Si tenemos mucosidad espesa y amarilla-verde: 1 Cucharada de diente de león.
    • Si tenemos dolor generalizado: 1 Trozo de canela en rama + manzanilla.
  • Tapar para evitar que los aceites se evaporen y dejar hervir a fuego lento durante 15’. Añadir una cucharadita de miel (evitar azúcar refinado) y beber caliente preferiblemente, antes de acostarte.

Seguramente, la ingesta de la decocción provocará sudoración nocturna, evitar el frío mientras estamos sudados en la medida de lo posible.

Tomar alimentos de naturaleza tibia, como el jengibre, la canela, el puerro, la cebolla, el melocotón, arroz glutinoso, nueces, castañas.

Si a pesar de estos remedios, el resfriado persiste, consulta con tu especialista en Medicina Tradicional China para actuar en consecuencia con tu patología y encontrar el tratamiento que mejor se ajuste a tu sintomatología.

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *